CLÍNICA ALBORADA adicciones@clinicaalborada.es    psicologiaestrategica@clinicaalborada.es

MÁS DE 22 AÑOS DE EXPERIENCIA NOS AVALAN                          941255212

CLASIFICACIÓN DE LAS DROGAS

 

Hay muchas drogas y diferentes formas de clasificarlas, atendiendo a diferentes criterios: sus efectos, su situación legal, su peligrosidad, etc. Vamos a comentar tres clasificaciones para centrar el tema:

  


 

CLASIFICACIÓN POR EL STATUS LEGAL DE LA SUSTANCIA:

    • Drogas legales.
    • Drogas ilegales.

El hecho de clasificar las drogas de esta forma es un tópico que es preciso desterrar, ya que no resiste la más leve crítica razonada. El concepto de legalidad depende de factores socioculturales y religiosos (el alcohol, por ejemplo, es legal en España e ilegal en Marruecos).

LA FALACIA DE LAS DROGAS “DURAS” Y “BLANDAS”. 

Otro tópico que nuestra sociedad maneja con frecuencia. Es habitual oír a personas, a veces influyentes, hablar de drogas duras y blandas, pero siempre que se opina de esta forma, subyace la intención de justificar el uso de determinadas drogas, principalmente los derivados cannábicos.

Debemos dejar muy claro que esta división es una falacia, a veces interesada, que no tiene ningún apoyo desde los puntos de vista científico ni sanitario.

Sabemos que el efecto de una droga depende, entre otras cosas, de la dosis, de la frecuencia de uso, de la vía de administración, de la edad del individuo y de sus circunstancias psicológicas y físicas. Dicho en otras palabras, el uso de una determinada droga, por una vía de administración determinada, con una dosis concreta y para un individuo determinado puede no ser demasiado perjudicial y sin embargo, el uso por otro individuo de la misma droga, por otra vía de administración o con otra frecuencia puede ser muy perjudicial.

CLASIFICACIÓN QUE AGRUPA A LAS SUSTANCIAS POR SUS EFECTOS FARMACOLÓGICOS: 

Es la clasificación que consideramos más completa; en ella se atiende a los efectos de las drogas, según las principales familias a las que pertenecen. Hay que tener en cuenta que algunas sustancias pueden compartir propiedades de varios grupos: estimulación/perturbación o depresión/perturbación y, por lo tanto, figuran en varios de ellos.

 

  •   DEPRESORAS. Son drogas que atenúan o inhiben los mecanismos  cerebrales de la vigilia y pueden provocar, dependiendo de la dosis administrada, diferentes grados de inactivación: relajación, sedación, somnolencia, sueño, anestesia, e incluso coma.
  • ESTIMULANTES.   Son sustancias que producen sensación de euforia y  bienestar, aumento de la energía y del nivel de actividad motriz, estimulación del sistema cardiovascular, disminución de la sensación de fatiga, del sueño y del apetito.
  • PERTURBADORAS.  Denominadas también alucinógenas, son sustancias que alteran el estado de conciencia o consciencia (conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones; capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento) y la percepción de la realidad, provocando extrañas sensaciones,  ilusiones. 

 

 

 

 

Si quieres conocer más aspectos relacionados con las drogas, entra en el siguiente enlace...    CONCEPTOS RELACIONADOS CON LAS DROGAS