CLÍNICA ALBORADA adicciones@clinicaalborada.es    psicologiaestrategica@clinicaalborada.es

MÁS DE 22 AÑOS DE EXPERIENCIA NOS AVALAN                          941255212

COMPLICACIONES PSIQUIÁTRICAS INDUCIDAS POR COCAÍNA 

 

Es frecuente que la cocaína actúe como inductora de importantes trastornos psiquiátricos, cuyos síntomas exceden claramente los esperados en los cuadros de intoxicación o abstinencia de cocaína. La única condición para que el trastorno sea considerado como inducido, es el establecimiento de la relación temporal entre el consumo y la aparición del cuadro (que muchos autores cifran en un plazo máximo de un mes). Los principales son el delirium, la ansiedad, las disfunciones sexuales y del sueño inducidas por la cocaína y la psicosis cocaínica. Por su importancia, nos centraremos en esta última.

 

La PSICOSIS COCAÍNICA es una de las consecuencias psiquiátricas más graves del consumo de cocaína y cursa con una agresividad y una agitación muy marcadas. El que se produzca en unos consumidores y en otros no, tiene relación con el uso de vías rápidas de administración y con rasgos de personalidad alterados. Sin embargo, no tiene relación con la antigüedad del consumo, ni con la cantidad consumida. Según el grado de psicosis (de leve a grave) podemos destacar los siguientes síntomas:

 

  • Suspicacia e ideas delirantes      transitorias o persistentes (de persecución, perjuicio o de celos.

 

  • Ilusiones y alucinaciones      (visuales, auditivas, táctiles).

 

  • Estereotipias (movimientos repetitivos)      o agitación psicomotriz (conductas agresivas)

 

Si quieres seguir conociendo más aspectos de la cocaína, entra en el siguiente enlace...     COCAÍNA MÁS ALCOHOL